Denuncian a médico de Tribunales II por maltrato laboral

Es jefe de los equipos técnicos del fuero penal. Señalan que comete excesos en el control de personal y abuso de poder. El Tribunal Superior analizará el caso.

Psicólogos y psiquiatras de los equipos técnicos del fuero Penal, de las áreas de Violencia Familiar y de Psiquiatría Forense con asiento en Tribunales II denunciaron que su jefe los somete a maltrato laboral y abuso de poder, con especial encono hacia las mujeres.
Así se desprende de la presentación de la semana pasada del gremio que nuclea a los dependientes de tribunales, la Asociación Gremial de Empleados del Poder Judicial (AGEPJ) ante el vocal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) Carlos García Alocco. La nota indica que los profesionales de esas áreas sufren “situaciones altamente estresantes, violentas y discriminatorias que provienen del (mal) trato” (sic) del jefe de División Diego Cardo.
La presentación en contra del profesional sostiene que Cardo “se dirige de manera inadecuada, violenta, con falta de criterio en algunas oportunidades en contradicción del requerimiento del órgano interviniente (fiscalías, cámaras, juzgados), en desmedro de los derechos inherentes de las personas que trabajan en este equipo, como así también poniendo en tela de juicio la ética y la responsabilidad profesional de los empleados en las distintas disciplinas”.
Lejos de escuchar sus peticiones ante este trato, según la nota, el jefe cuestionado “no escucha, ni modifica conductas, ni actitudes”.
Así, refieren que Cardo tiene “accesos de ira y desbordes temperamentales”, “profiere amenazas, gritos, descalificaciones, denostaciones de la capacidad profesional y personal”, entre otras acciones. La violencia referida incluye la rotura de mobiliario y golpes sobre un escritorio.
También indican los psicólogos y psiquiatras en la presentación gremial que Cardo invoca “falsamente a la autoridad judicial (magistrados y funcionarios) para justificar una orden emitida hacia los profesionales con evidente y absoluta falta de juicio y criterio profesional”.
Misoginia
Lo más llamativo es que en un área en la que se atienden situaciones de maltrato, violencia familiar o de género, Cardo es denunciado por su “encono especial hacia las mujeres (misoginia), con acoso, persecución, castigo y toma de represalias cuando se le rebate una idea o se pone de manifiesto su error”.
Para colmo, el equipo técnico está integrado en su mayoría por mujeres, muchas de las cuales según la denuncia han sufrido ese maltrato, al punto de llegar al llanto y al estrés de trabajar en ese ámbito de tensión. El lunes, algunos de esos conceptos fueron abordados en una asamblea espontánea realizada en Tribunales II cuando los profesionales deliberaron y dialogaron con el titular del gremio, Federico Cortelletti.
El titular de AGEPJ señaló a este diario que Cardo ha tenido “accesos de ira en público, maltrato y hasta ha llegado a encerrar a gente en oficinas, por lo general, mujeres”.
Además de la presentación ante el TSJ, Cortelletti indicó que se constituirán ante Derechos Humanos y en la Oficina de Ética Judicial.
Respeto “a rajatabla”
El vocal García Alloco anticipó que el TSJ ya realizó un pedido de informe al director de Servicios Judiciales, Ricardo Rosenberg, quien está requiriendo datos para hacer el descargo.
“Es política del Tribunal Superior la defensa del buen trato que deben tener los integrantes del Poder Judicial, lo cual debe respetarse a rajatabla”, señaló el integrante del cuerpo.
Al respecto, indicó que el Código de Ética es la normativa que guía este proceder. Sobre el accionar del TSJ ante situaciones de maltrato laboral, García Alloco indicó que se ha visto plasmado en algunos casos que concluyeron en sumario administrativo. El caso paradigmático es el del juez Ricardo Bianciotti, quien fue sumariado por maltrato laboral y quedó al borde del juicio de destitución, pero se jubiló antes.
García Alloco reconoció que de comprobarse una acusación de este tipo, la denuncia puede llegar al Tribunal de Ética Judicial o, si se trata de un caso grave, al inicio de un expediente ante la Oficina de Sumarios Administrativos que conduce Tristán Quiles. De esta instancia podría derivarse una sanción o la destitución misma.
Desde el área de Prensa del TSJ informaron que Rosenberg está elaborando su presentación, para lo cual “ha solicitado informes a las áreas involucradas a esta denuncia”.
En el curso de esta semana se conoció en el Palacio de Tribunales II que se estaría gestando una nota ante fiscales de Instrucción para apoyar a Cardo. La preocupación es que se desvíe el análisis con adhesiones que no hacen a los hechos denunciados y que no se centren los requerimientos en quienes sufren el maltrato diario, los subordinados de Cardo.
El profesional denunciado recibió varias consultas de este diario durante la jornada de ayer para formular su descargo o expresar su opinión. Durante la mañana no pudo ser ubicado en su oficina y no contestó mensajes de voz y de texto dejados en su teléfono personal.
En detalle
Reglas Sociales. El Código de Ética para Magistrados y Funcionarios Judiciales contiene entre sus puntos las “Reglas Sociales”, que incluyen lo referido al buen trato por parte de sus integrantes.
Buen trato. “El servicio judicial exige que los magistrados y funcionarios se traten con respeto, cortesía y afabilidad, y que del mismo modo se comuniquen con los letrados, demás auxiliares de la Justicia y los justiciables, ante los que han de mostrarse solícitos cuando reclamen explicaciones y aclaraciones que no contravengan las normas vigentes. “El buen trato alcanza a la relación con los dependientes, y a la de estos con los demás”.
Fuente: http://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/denuncian-medico-de-tribunales-ii-por-maltrato-laboral

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quejas por organización que vende cursos "on line"

Denuncias por cursos dictados en Tribunales II y en la Facultad de Derecho (U.N.C.)

Elecciones Colegio de Abogados de Córdoba: quiénes son los candidatos