El juez también dijo lo suyo

“Verdaderas barbaridades salieron a decir”, replicó el magistrado ante las críticas del macrismo y advirtió que “hicieron una mala interpretación” de lo que resolvió en la causa por el espionaje ilegal. Desde el gobierno nacional también cruzaron a Macri.

El juez federal Norberto Oyarbide se ocupó de responderle al jefe de Gobierno, Mauricio Macri, y a los funcionarios del PRO que le dijeron de todo menos lindo cuando decidió cerrar el período de instrucción y, por lo tanto, iniciar el proceso hacia el juicio oral que deberá enfrentar el líder del PRO. “Verdaderas barbaridades salieron a decir”, opinó su Señoría. “Lamentablemente, creo que hay una mala interpretación de lo que yo dispuse dentro de la causa del señor Macri. Lo que hice fue darle traslado a las partes para que viertan su opinión. De modo que esto no es algo que ya se resuelva o que ya esté listo, como se dijo”, advirtió el juez, que habló con los periodistas en la puerta de su departamento.

Sobre la andanada de epítetos que recibió del PRO, Oyarbide simplemente dijo: “No lo tomo como una acusación. Son expresiones del señor Mauricio Macri”. Oyarbide destacó que le corrió vista a las partes para que respondan si “interpretan que la causa está en condiciones de ser cerrada y elevada a juicio”. “Esto el juez lo dispone cuando se encuentran consolidados determinados hechos”, advirtió.

“Si bien es cierto que el señor Mauricio Macri tiene en la Casación Penal dos expedientes que hace 19 meses están sin resolver, hay mucha jurisprudencia que avala mi decisión en el sentido de que yo puedo realizar estas vistas para escuchar a las partes”, afirmó Oyarbide,

En tanto, la vicejefa María Eugenia Vidal consideró que el procesado jefe de Gobierno “no teme” enfrentar un juicio oral, porque “no tiene nada que ver” con las escuchas ilegales. “No debió haber llegado a este punto porque no hay ninguna prueba”, interpretó. “Lo mejor que puede pasar es que se haga un juicio oral porque va a haber un tribunal diferente al juez Oyarbide y todos los ciudadanos van a poder escuchar las pruebas, a los testigos y al jefe de Gobierno y todo va a quedar aclarado”, estimó.

Sobre la acusación que Macri le destinó a Cristina Fernández de estar detrás de la causa, el jefe de Gobierno recibió varias respuestas del gobierno nacional. “Es más de lo mismo. Macri miente y agrede en lugar de demostrar a la sociedad su inocencia”, estimó el ministro del Interior, Florencio Randazzo. Por su parte, el senador Aníbal Fernández interpretó que “si la Justicia lo lleva a juicio oral y público o no es una decisión de la Justicia, no es una decisión mía”.

En el interbloque del Frente para la Victoria en la Legislatura, en tanto, reiteraron su “preocupación por el procesamiento del jefe de Gobierno” y rechazaron “su empeño por victimizarse ante el avance del proceso judicial que elevaría la causa a juicio oral”. Por su parte, el diputado de Proyecto Sur Jorge Selser estimó que Macri “debe dejar de victimizarse y empezar a dar explicaciones” y planteó que, si no las quiso dar en la Legislatura, las dará en el juicio.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-194321-2012-05-18.html

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quejas por organización que vende cursos "on line"

Denuncias por cursos dictados en Tribunales II y en la Facultad de Derecho (U.N.C.)

Elecciones Colegio de Abogados de Córdoba: quiénes son los candidatos