Un fiscal, dos casos, 31 imputados y una “hoja de ruta” recargada

Por estas horas, Enrique Senestrari tiene en sus manos los casos público-políticos más resonantes: narcopolicías y CBI.

Martín Pedoni | mpedoni@lmcordoba.com.ar
Una “hoja de ruta” recargada en la que se vislumbra para los próximos días en la fiscalía federal que tiene al frente el doctor Enrique Senestrari. 
Es que las novedades en los casos llamados “narcopolicías” (ahora se suma la investigación por la muerte del oficial Alós) y las derivaciones del “escándalo CBI” parecen multiplicarse y abrir nuevas líneas investigativas, en las que se suman más testimonios, más sospechosos, y muchas más preguntas.
En los pasillos tribunalicios del edificio de la avenida Concepción Arenal coinciden en que la Fiscalía está saturada. «Ya no hay espacio físico para los expedientes. Se han tenido que ocupar otros sectores», comentaron.
Al escándalo de la financiera Cordubensis SA (CBI), más las causas paralelas de Bacar, Blicen y Mariano Max, además del personal propio de la Fiscalía, se le suman técnicos de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) y la Unidad de Información Financiera (UIF).

Narcopolicías
La resolución de la Sala A de la Cámara Federal de Apelaciones confirmando los procesamientos de los ex miembros de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico de la Policía, conocida la semana pasada, es aguardada para su análisis en la Fiscalía de Senestrari.
El propio representante del Ministerio Público Fiscal dijo a LA MAÑANA: «Estudiaremos en detalle la resolución, además de aguardar el fallo de la Cámara en cuanto a las apelaciones de las excarcelaciones dictadas por el Juzgado». Cabe recordar que sólo cuatro de los imputados actualmente están detenidos, entre ellos el comisario mayor Rafael Sosa, sindicado como uno de los jefes de la “organización” de policías que mantenía “negociados” con el mundo de la droga.
Tras el análisis de las distintas pruebas y fallos, si no existe ninguna presentación, se podría elevar a juicio -parcialmente- la causa del “narcoescándalo”, desatado en setiembre pasado y que descabezó la cúpula policial e hizo caer al por entonces ministro de Seguridad, Alejo Paredes.

Caso Alós
También en la Fiscalía de Senestrari esperan el expediente que investigó la muerte del oficial Juan Alós, sobre la que el fiscal de instrucción de Alta Gracia, Emilio Drazzile, archivó tras concluir que era un acto autodeterminado.
La Corte Suprema de Justicia a finales de la semana pasada dictaminó que el caso debería ser investigado por la Justicia Federal, por lo que se espera que esta semana llegue la notificación al Juzgado de Control de la Ciudad del Tajamar, y así se traslade el caso a Senestrari.
«Esperamos que nos envíen hasta el último alfiler de esa causa», indicó el fiscal federal.
Según pudo conocer LA MAÑANA, en las últimas semanas desde Alta Gracia habían llegado “partes” del caso en soportes digitales en “extraños” formatos, por lo que varios de los archivos eran imposible de visualizarlos.

La “telaraña” de CBI
Mientras se define el futuro del titular del Juzgado Federal Nº 1, Ricardo Bustos Fierro, recusado por su supuesta parcialidad en la investigación del escándalo de la financiera Cordubensis, el fiscal Senestrari sigue avanzando en el análisis de las pruebas.
Pero a la maraña de nombres y números que ya implicaba CBI, ahora se sumó el Clan Barrera y su empresa Bacar, con la que presuntamente hacían funcionaba Blicen, una financiera “paralela” o “similar” al trabajo de Cordubensis.
Se espera que esta semana, Bustos Fierro defina las fechas de indagatorias a los 11 imputados por Bacar-Blicen. Y hablando de toma de testimonios, también se espera resolver cuándo podría continuar la declaración de Eduardo Rodrigo, el presidente de CBI, suspendida tras 13 horas de dichos. 
«Seguramente andará haciendo de lo suyo», comentó Senestrari.
Finalmente, para estos primeros días de la semana, se espera que el fiscal de instrucción Gustavo González envíe copias de la actuado por la denuncia del supermercado Mariano Max contra la empresa de los Barrera por una supuesta retención indebida de 9 millones de pesos. 
Lo llamativo es que los Barrera y los Mariano eran socios en Blicen, un dato no menor para una investigación que no parece tener fin.

Fuente: http://www.lmcordoba.com.ar/nota/166321_un-fiscal-dos-casos-31-imputados-y-una-hoja-de-ruta-recargada

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quejas por organización que vende cursos "on line"

Denuncias por cursos dictados en Tribunales II y en la Facultad de Derecho (U.N.C.)

Elecciones Colegio de Abogados de Córdoba: quiénes son los candidatos