Avalan suspensión de abogado procesado por asociación ilícita

El tribunal subrayó que un “hombre de leyes” no puede utilizar su ciencia como medio para amparar fines criminales y luego “pretender cobijarse en su labor profesional y hasta en los beneficios de una probation”.
La Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso-administrativo Federal confirmó la sentencia del Tribunal de Disciplina del Colegio Público de Abogados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que le impuso una suspensión de 12 meses a un letrado procesado por su posible participación en una asociación ilícita, en la que habría utilizado secretos que obtenía de su defendido en el marco de otra causa penal.
Presuntamente, el grupo delictivo que integraba falsificaba instrumentos públicos y alteraba teléfonos celulares.

“No existe afectación del principio non bis in ídem, ya que el tribunal no está impedido de evaluar la conducta del abogado denunciada en el ámbito deontológico, con independencia de la que corresponde a los órganos judiciales; en especial, a los Penales”, plasmó la Cámara.
Confidencialidad
En tanto, precisó que compartía los los fundamentos del juez que confirmó el auto de procesamiento del abogado con sustento en las comunicaciones que mantenía con integrantes de la asociación ilícita investigada, por cuanto el letrado no puede, so pretexto de abogar por los intereses de sus defendidos, inmiscuirse en situaciones delictivas y “ampararse en la confidencialidad de su ministerio para coadyuvar a cometer fechorías”.

Así, estableció que cuando un letrado se aprovecha de la información que obtiene como defensor y la comunica a los otros imputados, violenta el deber de comportarse con lealtad, probidad y buena fe .
“Un hombre de leyes no puede permitirse utilizar su ciencia como medio para amparar fines criminales y luego pretender cobijarse en su labor profesional y hasta en los beneficios de una probation”, enfatizó.
Vigilancia
En tanto, subrayó que la vigilancia de la conducta de los profesionales y el ejercicio del poder disciplinario constituyen las funciones de los colegios, precisando que el decoro exigido abarca toda la actividad y conducta del abogado, ya sea en el ejercicio o en actitudes o comportamientos privados que trascienden públicamente. En esa dirección, consignó que el abogado es un servidor de la Justicia y colaborador de su administración.

La alzada recordó que en la violación del secreto profesional el sujeto activo de la conducta reprimida es aquel que teniendo noticias de un tema reservado, por razones de su profesión, lo revela sin justa causa.
Secreto profesional
“El secreto profesional que debe guardar el abogado abarca no sólo el confiado por su cliente, sino también aquel que haya conocido en el desempeño de su actividad”, destacó, valorando que, en el caso, el sancionado debió guardar estricta reserva de la información confidencial de la causa criminal; máxime si su conducta no sólo afectaba la defensa de los intereses de su asistido sino también el accionar de la Justicia en el esclarecimiento del delito.

Luego de reseñar que en materia sancionatoria la duda debe beneficiar al imputado cuando la acción reprochada no pueda apreciarse nítidamente, aclaró que en las actuaciones llevadas a su conocimiento la falta ética surgía con claridad, ya que a la luz de los hechos ocurridos, cuya materialidad no fue desvirtuada por el recurrente, los argumentos expresados en su apelación no afectaron los fundamentos del pronunciamiento respecto a aquélla.
“Conductas como las de autos comprometen el respeto y la dignidad de la profesión y afectan la lealtad, probidad y buena fe que el abogado le merece no sólo a su cliente sino a todos los sujetos involucrados en el proceso judicial y, seriamente, a la ética como valor trascendente y social de lo que se espera del comportamiento de un letrado”, indicó finalmente la Cámara.
Fuente: http://comercioyjusticia.info/blog/justicia/avalan-suspension-de-abogado-procesado-por-asociacion-ilicita/

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quejas por organización que vende cursos "on line"

Denuncias por cursos dictados en Tribunales II y en la Facultad de Derecho (U.N.C.)

Elecciones Colegio de Abogados de Córdoba: quiénes son los candidatos