“El Ministerio trabaja de forma activa para que el conflicto no llegue a la calle”

El titular de la cartera se adjudicó así la baja en el nivel de judicialización de losdesacuerdos en materia laboral. Asimismo, indicó que la mayor cantidad de espacios de negociación, bajo la mirada activa del Gobierno, determinó que hubiera menor cantidad de solicitudes de Procedimientos Preventivos de Crisis (PPC).
Por Cecilia Pozzobon - cpozzobon@comercioyjusticia.info
El ministro de Trabajado de la Provincia, Adrián Brito, reivindicó las gestiones que realiza la cartera que dirige y aseguró que es la gestora de la baja en el nivel de conflictividad laboral y de que, pese a la situación, haya menos solicitudes de Procedimientos Preventivos de Crisis (PPC) de las empresas locales. En diálogo con Comercio y Justicia, con motivo de conmemorarse el Día Internacional del Trabajador, Brito se explayó sobre los alcances de su gestión.
-¿Cómo ve el mercado laboral de la provincia de Córdoba?
-Es necesario partir de la base de que la actividad económica provincial que genera más mano de obra es la industria y que Córdoba es básicamente metalmecánica. En ese sentido, también es importante tener en cuenta que el destino de la fabricación automotriz es principalmente el mercado externo y allí Brasil es determinante.
Es por ello que hay que pensar en la crisis que está atravesando Brasil y ser conscientes de que, como nuestra economía está atada a la de ese país, estamos sintiendo los coletazos de esa crisis. Sin embargo, hay muchas expectativas para los próximos años con planes de inversión para el desarrollo de nuevos vehículos, por lo que los industriales sostienen el nivel de empleo y la mano de obra porque ésta es calificada. Es decir, el mercado laboral está sostenido. De todas maneras, tenemos que ser conscientes de que coletazos de la crisis de Brasil hay y va a haber.

-¿Eso quiere decir que puede resentirse el nivel de empleo?
-Por lo que hemos estado hablando con las cámaras, no se avizora que vaya a crecer el desempleo. El nivel está sostenido. Inclusive no se ve que haya mayor descontento. La conflictividad ha bajado, está controlada. Esto no se podría haber logrado sin un ministerio que trabajara activamente antes de que se desatara el conflicto. Estamos trabajando mucho de oficio para que el conflicto no llegue a las calles. Esto ha permitido que tengamos una Córdoba ordenada en materia laboral, y creo que va a seguir así porque estamos en medio de un año electoral que va a mantener a todos expectantes. Y digo expectantes porque el Gobierno no ha dicho cuáles pueden ser los cambios.

-¿Hablamos del Gobierno nacional?
-Sí, claro, porque son ellos los que pueden generar los grandes cambios. Nosotros como Gobierno provincial hemos incentivado el trabajo. El anuncio de los créditos del Bancor de la semana pasada para que la gente pueda hacer su casa es una medida que genera mano de obra directa e indirecta. ¿Cómo se ve eso? Con el aumento del cuentapropismo. Ése es un fenómeno que se ha visto mucho durante el año 2014. De ahí para acá no se ven mayores cambios, salvo en materia de registración. Nosotros generamos los operativos de verano que fueron muy exitosos ya que se registraron índices de blanqueo de dos dígitos. Lo difundió el Indec. Yo creo que muchos de los trabajadores que fueron expulsados de trabajos formales recayeron en el cuentapropismo en el rubro turístico y son los que hemos captado en los operativos que realizamos durante el pasado verano.

-¿Van a seguir con esos operativos?
-Es lo que hay que hacer ahora, porque si el nivel de empleo está sostenido hay que profundizar el tema de la registración para eliminar el trabajo “en negro”. De igual modo, ésos son combates a largo plazo. Ése, creo, es el desafío de este año.

-Usted mencionó que el nivel de conflictividad está controlado, ¿quiere decir que se debe a un trabajo del Gobierno?
-Desde hace dos años es notoria la baja en el nivel de conflicitividad. Le explico cómo lo vemos. Si nosotros dejamos que estalle la conflictividad, entran en acción los abogados y para que los abogados sean populares la conflictividad tiene que ser más profunda. Pero si nosotros actuamos de oficio antes de que vengan a pedirnos la intervención, siempre los niveles de conflictividad van a ser más bajos. Y eso es lo que ha pasado; si se analizan los datos del Tribunal Superior de Justicia, que preveían que durante 2013 pasarían alrededor de 8.000 casos por tribunales, cuando en realidad pasaron cerca de 800, es decir, 10 por ciento. Esto deja claro el éxito del funcionamiento de la barrera de contención del ámbito moderador que es el Ministerio de Trabajo. Es decir, se percibe que un arreglo estudiado y justo no llega a judicializarse. Eso significa que hay un ministerio más activo, que está más encima de los casos. Las homologaciones de los acuerdos salen en el transcurso de las 24 horas. Incluso ha bajado la conflictividad en el interior de la provincia. Yo ahora tengo que homologar un acuerdo de un incremento a cuenta de futuras paritarias para asegurar la producción. Yo voy, controlo que el acuerdo sea tal, que estén conformes las partes y homologo en el momento. Todo este trabajo, las reuniones con las cámaras, con las empresas, con el Grupo de los seis (G6), con los gremios, han determinado que se haya bajado la conflictividad laboral y se hayan encontrado los espacios en donde se puede defender, primero la paz social, y después el nivel de empleo. Éste es el modelo que se instaló y creo que ha sido exitoso.

-Ese trabajo que viene realizando el ministerio, ¿es el causante de la baja en las solicitudes de los Procedimientos Preventivos de Crisis (PPC)?
-En 2009 estuvieron en auge. Cuando asumo yo, en primera instancia tomo la decisión de no abrir ninguno hasta no entender de qué se trataban. Porque si nosotros abríamos todos los que se presentaban, íbamos a estar aceptando que todo el dinero que las empresas tenían disponible se destinara al despido de trabajadores, a generar desempleo, y no a la inversión. Además, sucedió que muchos de los que solicitaron PPC tenían los últimos balances aptos para la solicitud de créditos. Entonces nos cuestionamos esta contradicción que nos hacía pensar que el recurso se iba a tornar abusivo. Por eso es que favorecimos los acuerdos internos y nos convertimos en veedores. Así, lo que antes podía terminar en despidos masivos y abusivos, se convirtió en acuerdos consensuados. De esos acuerdos surgieron las estrategias de rotar el personal, de que las suspensiones fueran rotativas para no generar desempleo. Y está funcionando.

Fuente: http://comercioyjusticia.info/blog/economia/el-ministerio-trabaja-de-forma-activa-para-que-el-conflicto-no-llegue-a-la-calle/

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quejas por organización que vende cursos "on line"

Denuncias por cursos dictados en Tribunales II y en la Facultad de Derecho (U.N.C.)

Elecciones Colegio de Abogados de Córdoba: quiénes son los candidatos