Condena pone fin a la carrera de Garzón

El famoso juez español fue sentenciado a 11 años de inhabilitación por ordenar escuchas telefónicas. El gobierno de Rajoy expresó su respeto absoluto a las decisiones judiciales.

Madrid. El juez español Baltasar Garzón, que alcanzó fama internacional por mandar a detener al ex dictador chileno Augusto Pinochet y perseguir a ex represores argentinos, fue ayer condenado en España a 11 años de inhabilitación por haber ordenado unas escuchas telefónicas a los acusados de una gran red de corrupción.
El Tribunal Supremo español encontró a Garzón culpable de prevaricación y lo condenó por autorizar la intercepción de conversaciones que mantuvieron con sus abogados los presuntos cabecillas de la trama, que afecta a ex altos cargos del Partido Popular (PP), quienes se encontraban en prisión.
La sentencia, adoptada por unanimidad de los siete magistrados que lo juzgaron, le fue comunicada en persona a Garzón y supone la “perdida definitiva” de su condición de juez.
El magistrado estaba suspendido de forma cautelar de sus funciones en la Audiencia Nacional desde 2010, a raíz de esta causa y de otras dos abiertas contra él, por tratar de investigar los crímenes del franquismo y por los patrocinios de unas conferencias que ofreció en Nueva York.
En una dura sentencia, los jueces afirman que Garzón “causó una drástica e injustificada reducción del derecho de defensa” de los acusados.
Afirman, además, que colocó a “todo el proceso penal español (...) al nivel de sistemas políticos y procesales característicos de tiempos ya superados (...) admitiendo prácticas que en los tiempos actuales sólo se encuentran en los regímenes totalitarios en los que todo se considera válido para obtener la información”.
Durante el juicio, que finalizó el 19 de enero, Garzón afirmó que ordenó las escuchas para evitar que los acusados siguieran delinquiendo y blanqueando dinero desde prisión.
La condena provocó numerosas reacciones de fuerzas políticas y sociales, tanto en España como fuera de ella.
Cientos de personas se manifestaron en el centro de Madrid para expresar su indignación y vergüenza por la sentencia.
La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, repudió la condena y calificó a Garzón como “una persona honesta, comprometida, lo que debe ser un juez”.
En tanto, desde el gobierno conservador que encabeza Mariano Rajoy se expresó el “absoluto respeto” por las decisiones judiciales.
Rechaza su condena y anuncia que recurrirá
Sin pruebas. En una nota remitida a los medios, Garzón asegura que la sentencia no está sustentada en pruebas ni razones jurídicas y que “elimina toda posibilidad para investigar la corrupción y sus delitos asociados abriendo espacios de impunidad”. Por eso, el magistrado rechaza “frontalmente la condena” y anunció que la recurrirá.
En la mano. “Trabajé contra el terrorismo, el narcotráfico, los crímenes contra la humanidad y la corrupción. Lo hice siempre con la ley en la mano y en unión de fiscales, jueces y policía”, manifestó el magistrado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Denuncias por cursos dictados en Tribunales II y en la Facultad de Derecho (U.N.C.)

Quejas por organización que vende cursos "on line"

Elecciones Colegio de Abogados de Córdoba: quiénes son los candidatos