Juicio a un comisario acusado de abusar de sus subordinadas

La justicia penal de la ciudad de Río Cuarto resolvió juzgar a un comisario que estaba a cargo de una seccional de un pequeño pueblo del sur de Córdoba.
Lo acusan de abusar sexualmente de sus subordinadas y de amenazar a policías compañeros de las supuestas víctimas.
“Vos andá al loft, me das un besito y  te sacás la ropita”. Con frases de ese calibre, según el expediente, el comisario Adelqui Benegasatormentaba a diario a dos de sus subordinadas.
Para Benegas, según dijeron fuentes policiales a Clarín , “la chapa de comisario era un escudo que lo protegía de todo”. Pero Benegas quedó imputado por “abuso sexual reiterado en dos oportunidades y coacción reiterada en tres casos”.
La historia que tiene como protagonista a Adelqui Benegas –un hombre corpulento, de 50 años y a quien llaman “El sheriff”– conmocionó a la pequeña localidad de Alcira Gigena, a unos 190 kilómetros de la capital provincial.
“Las dos mujeres soportaron primero un acoso verbal y luego manoseos. Este hombre estaba y está apadrinado por una parte de la corporación policial y política. Es la única forma de entender porqué sigue en su casa, cobrando el sueldo de comisario y no fue pasado a disponibilidad”, le contó a Clarín Antonio Melano, abogado defensor de las dos policías de 30 y 35 años que denunciaron haber sido víctimas de los abusos sexuales.
Durante gran parte de 2010, y según consta en la denuncia inicial, Benegas acosó sexualmente con insistencia a las dos jóvenes policías.
“¿Ustedes quieren un ascenso? Entonces ya saben lo que tienen que hacer en el loft” , les insinuaba el comisario, según consta en la causa.
El “loft” al que supuestamente hacía referencia Benegas, era en realidad la comisaría que estaba bajo su mando. El marido de una de las supuestas víctimas –también policía–, llegó a enfrentarlo y recibió como respuesta más amenazas.
Por eso, a Benegas también se le imputa el delito de coacción contra tres personas, que dijeron sufrir sus “aprietes” y testificaron en su contra. Según el expediente, habría intentado intimidar mediante llamados telefónicos a los policías para que no lo comprometieran cuando fueran citados por la Justicia.
Las dos agentes decidieron poner en aviso de la situación de abuso al Tribunal de Disciplina de la Policía de la provincia donde, según detalló Melano, “nadie les prestó atención”.
Finalmente, la Justicia tomó intervención y luego de algunas apelaciones, decidió elevar a juicio la causa contra el comisario. En diciembre de 2010, Benegas presentó un certificado médico y solicitó licencia psiquiátrica.
“Espero que cuando comience el juicio, los jurados populares no se dejen influenciar”, concluyó Melano.
Ahora resta determinar la fecha de comienzo del juicio, que se desarrollará en los tribunales de la ciudad de Río Cuarto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quejas por organización que vende cursos "on line"

Denuncias por cursos dictados en Tribunales II y en la Facultad de Derecho (U.N.C.)

Elecciones Colegio de Abogados de Córdoba: quiénes son los candidatos