El "dietazo" legislativo generó más tensión

Diputados y senadores nacionales ganaban entre 16.000 y 19.000, y pasarán a cobrar 35.000. En algunos casos la suba supera el 100%.

Buenos Aires. El Gobierno nacional sumó un nuevo elemento de tensión en las negociaciones paritarias con los sindicatos y empresarios. Dos hombres que responden a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el vicepresidente Amado Boudou y el titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, pusieron la firma a un “dietazo” para todos los legisladores nacionales, que pasaron a cobrar el doble que en diciembre, es decir, mucho más que el 20 por ciento que se quiere poner como techo “racional” en las negociaciones colectivas de trabajo.


La resolución de Boudou y Domínguez, firmada en diciembre pasado, tuvo la anuencia de casi todos los bloques legislativos, pero los resultados se vieron recién el 2 de este mes (ver Cómo se liquida el aumento).
De cobrar casi 19 mil pesos en diciembre, un diputado pasó a ganar, ahora, 30 mil pesos; y un senador, que cobraba 16 mil pesos (aunque con más pasajes de avión y terrestres que se pueden canjear por dinero si no se usan) saltó también a 30 mil pesos. Con un extra, sólo por este mes los legisladores nacionales cobraron 5 mil pesos más, pero este monto deberán usarlo para comprar bienes e insumos y rendirlos a modo de declaración jurada.
Ayer, luego de que el diario La Nación dio a conocer el salariazo de los legisladores, un aliado del secretario general de la CGT, Hugo Moyano, el jefe de los empleados judiciales Julio Piumato, escribió desde su cuenta de Twitter. “¿Aumento para diputados y senadores... referencia para las paritarias? A Paso de Vencedores, por la Justicia Social Plena”.
En el Gobierno nacional nadie habló puntualmente del tema, aunque la Presidenta apuntó contra los sindicalistas en un acto en la Casa Rosada: “Yo les pido un esfuerzo a los que tienen representaciones dirigenciales, gremiales, empresariales, sociales y política, que esta Argentina real, en este mundo real, la valoremos y por favor la cuidemos”.
Porcentajes y extras. En rigor, en el caso de los diputados el aumento es de 58 por ciento, y en el de los senadores es de 85 por ciento. Pero si se considera que en enero y por única vez cobraron los 5 mil pesos a rendir, es decir 40 mil pesos en total, el incremento ascendió a 85 por ciento para los diputados y a 118 por ciento para los senadores.
La resolución que firmaron Boudou y Domínguez fue consensuada por casi todos los presidentes de bloque del Congreso nacional, en una reunión a mediados de diciembre, cuando se aprobó el Presupuesto 2012 y un paquete de leyes mandadas por Cristina Kirchner. Esa normativa establece tres medidas para “adecuar la pirámide salarial”. La primera es llevar la dieta del legislador un 20 por ciento por encima de lo que gana un empleado de planta permanente que tiene el cargo de director y con 20 años de antigüedad (que está cobrando unos 14 mil pesos). Por otro lado, se redujo los gastos de representación de 13 mil pesos a 10 mil pesos y, finalmente, se achicó el porcentaje del desarraigo de un 35 por ciento a un 14 por ciento. Así, el salto grandilocuente se da en realidad en la dieta, que de los 5.000 pasará a 19.000 pesos, mientras que desarraigo y gastos de representación se reducen.
Ayer, conocido el salariazo que los propios legisladores se dieron, algunos diputados opositores salieron a despegarse. Fue el caso de Pino Solanas, quien dijo que es una “barbaridad” y sostuvo que como titular del bloque Proyecto Sur no consintió ni fue a la reunión donde se cocinó la medida. La binnerista Victoria Donda también salió a pegar; opinó que el aumento debió darse de acuerdo con el índice inflacionario que se aplicará en las paritarias. Otros opositores, como la macrista Laura Alonso, defendieron la medida.
Por el oficialismo, el titular del bloque K del Senado, Miguel Pichetto, quien fue el primero en hacer el planteo público a Boudou, pidió debatir el tema sin hipocresía y recordó que el atraso en las dietas tenía seis años. Dijo que el salario de un legislador nacional quedó equiparado al de un secretario del Poder Ejecutivo Nacional.
Lo que cobran los legisladores provinciales
No confundir. Los que se aumentaron las dietas son los diputados nacionales y los senadores nacionales, cuyas dietas corresponden al presupuesto del Congreso de la Nación. No hay que confundir con los legisladores de la provincia de Córdoba que trabajan en la Unicameral y que cobran de acuerdo con la legislación y el presupuesto del Poder Legislativo provincial.
De bolsillo. En promedio, los legisladores provinciales perciben hoy una dieta “de bolsillo” de aproximadamente 18 mil pesos, operados los descuento por la obra social provincial, los aportes jubilatorios y el impuesto a las ganancias. A los 18 mil pesos se les pueden sumar distintos montos por antigüedad y por título universitario. En consecuencia, algunos legisladores llegan a percibir unos 25 mil pesos mensuales.
Enganchados. Recibirán el mismo porcentaje de aumento que consiga el SEP.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Denuncias por cursos dictados en Tribunales II y en la Facultad de Derecho (U.N.C.)

Elecciones Colegio de Abogados de Córdoba: quiénes son los candidatos

Quejas por organización que vende cursos "on line"