Millonario negocio publicitario por decreto

Millonario negocio publicitario por decretoGiacomino habilitó a una empresa porteña a instalar 500 carteleras en avenidas y cuatro pórticos. El municipio recibirá a cambio 36 minutos al mes de pauta distribuidos entre Universidad 580 y Canal 10, y afiches en carteleras de Córdoba, Buenos Aires y el conurbano.

El intendente Daniel Giacomino, sin licitación y por decreto, habilitó un millonario negocio publicitario a la empresa porteña Comunicación Cuyo SA, que podrá instalar 500 “carapantallas” (carteleras publicitarias con pie) y cuatro “pórticos publicitarios” (carteles que atraviesan las calles) en las principales avenidas de Córdoba.
En concepto de canon, el municipio dispondrá de mil segundos mensuales de publicidad en Canal 10 y de 1.200 segundos en Universidad 580, ambos de los Servicios de Radio y Televisión de la Universidad Nacional de Córdoba. Además, una vez al mes, podrá publicitar en 400 carapantallas de la ciudad de Córdoba, 400 de la Capital Federal y 700 del Gran Buenos Aires, donde la empresa beneficiaria también explota espacios publicitarios. También podrá usar siete carteleras en la ciudad de Buenos Aires.
El convenio, negociado en total hermetismo, fue aprobado el 30 de junio pasado a través de un decreto que firmaron el propio Giacomino y el secretario de Gobierno del municipio, Marcelo Cáceres. La empresa Comunicación Cuyo SA tiene domicilio en Capital Federal y está presidida por Víctor Moya, un nombre relacionado a José “Pepe” Albistur, ex secretario de Medios de la Nación.
La habilitación a Comunicación Cuyo SA para el uso del espacio público se conoció luego de que ingresara al Concejo Deliberante un pedido de informes del Frente Cívico. Según indicó la edila y diputada electa Graciela Villata, la bancada juecista analiza la presentación de una denuncia penal, dados los incumplimientos que supondría la tramitación del expediente.
Los juecistas cuestionan, en primer término, que el expediente no haya pasado en ningún momento por el Tribunal de Cuentas para su aprobación. Aunque el decreto de Giacomino consigna al final “tome conocimiento el Tribunal de Cuentas”, a casi cuatro meses de la firma aún no llegó al organismo de control. Tampoco intervino la Secretaría de Economía, ni existe dictamen de la Asesoría Letrada al respecto.
“La otra anomalía evidente es que no existe ponderación económica alguna del canon, y mucho menos de su relación con el negocio publicitario que se habilita”, indicó Villata.
El decreto no cuantifica el canon, pero en cambio menciona que Comunicación Cuyo SA acreditó haber firmado un “acuerdo de convenio de canje publicitario con los SRT”. Desde el multimedio universitario no se brindaron precisiones sobre ese acuerdo.
La autorización para la explotación de las carapantallas es por cinco años, prorrogable por dos años más.
El decreto también consigna que la Dirección de Prensa será la encargada de elaborar los anuncios publicitarios del municipio. En el caso de las carteleras que dispondrá una vez al mes en Buenos Aires y el conurbano, se supone que serán usadas para promoción turística.
La empresa beneficiaria podrá instalar las 500 carapantallas en las avenidas General Paz, Vélez Sársfield, Hipólito Yrigoyen, Chacabuco, Maipú, Illia, San Juan, Lugones, Olmos, Pueyrredón, Estrada, Figueroa Alcorta, Monseñor Pablo Cabrera, Rafael Núñez, Recta Martinoli, Laplace y Gauss, entre otras.
Defensa municipal. Desde la Municipalidad, en tanto, defendieron los términos del acuerdo y la modalidad utilizada (decreto) para darle marco legal. Mencionaron que ya los intendentes Germán Kammerath y Luis Juez operaron del mismo modo para vincularse con la cordobesa Braver, es decir, canjearon carapantallas por publicidad municipal.
El vocero del intendente, Santiago Gómez, mencionó que en 2002, mediante decreto N°432, Kammerath cedió por cinco años 230 carapantallas a Braver a cambio de publicidad en Canal 12 y en las propias pantallas. Agregó que ese convenio fue extendido por Juez por otros cinco años en 2007, tres días antes de culminar su mandato. Y el pasado 21 de marzo, Giacomino volvió a renovar esa concesión a cambio de 700 segundos en Canal 12, el uso de 50 carapantallas, mil carteleras, 17 séxtuples y cinco gigantografías.
Con esos antecedentes, el funcionario consideró que la reciente concesión a Comunicación Cuyo SA a cambio de publicidad en los SRT y en carteleras de Capital Federal y Gran Buenos Aires, “no tiene nada de particular” y no merecía un llamado a licitación pública.
Desde el municipio negaron conocer alguna vinculación con el ex funcionario kirchnerista Albistur de la empresa beneficiaria del suculento negocio publicitario.
Números redondos
El negocio. En Córdoba, la exposición de un afiche en una “carapantalla” cuesta $ 10 por día en áreas de valor promedio. Comunicación Cuyo explotará 500, y cuatro “pórticos”, que aún carecen de tarifa local.
El canon. La empresa ya tiene convenios de canje con los SRT para ceder pauta al municipio. Las carteleras donde el municipio podrá publicitar también son todas de la firma. El expediente no pondera el costo del canon.
Tres etapas
Límite. En enero de 2008, Giacomino hizo aprobar una ordenanza que prohibía nuevos contratados. Aún cuando la política de recursos humanos era recorte exclusivo suyo, lo hizo señalando que resultaba imperioso limitar el crecimiento de la planta de personal.
Cambio. Desde julio pasado, el Suoem incrementó su presión para que 400 monotributistas pasen a situación de contratados y hace un par de semanas llegó a paralizar por completo la actividad del municipio por la realización de asambleas.
Normas. Los concejales archivaron el pasado martes una iniciativa que proponía liberar la contratación de personal y ahora deberán evaluar un proyecto en el mismo sentido, que ayer mandó el propio Giacomino.
Más información

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quejas por organización que vende cursos "on line"

Denuncias por cursos dictados en Tribunales II y en la Facultad de Derecho (U.N.C.)

Elecciones Colegio de Abogados de Córdoba: quiénes son los candidatos