Colegio de Abogados advierte sobre el “divorcio exprés”

Señala que la omisión de la exigencia de un período de tiempo previo a la petición del divorcio puede traer aparejado una mayor litigiosidad y un “desgaste y manoseo innecesario del matrimonio”. Propone el término de un año -frente al actual de tres- para que las parejas maduren su decisión.
Por Carolina Klepp / cklepp@comercioyjusticia.info
El denominado “divorcio exprés” que contempla el anteproyecto de Reforma del Código Civil acaba de cosechar una serie de advertencias por parte de los abogados del foro local, quienes también reconocen grandes avances en la nueva letra de la iniciativa que fue elaborada por un grupo de juristas de todo el país y presentada recientemente por la propia Presidenta de la Nación y el titular de la Corte Suprema.
La Sala de Familia del Colegio de Abogados, que se encuentra analizando las nuevas modificaciones, dio su visión sobre la simplificación del trámite de divorcio, en el que alcanzará con la voluntad de uno de los cónyuges para disolver el matrimonio.
Sobre este cambio, el dictamen advierte que el anteproyecto “ha omitido considerar que previamente a la presentación de divorcio efectuada por cualquiera de los cónyuges, debería transcurrir un período (a considerar) toda vez que este sistema tal cual se encuentra previsto puede traer aparejado mayor litigiosidad aún, dado que podrían iniciarse divorcios solamente por enojo entre los cónyuges y pasado un tiempo los mismos volver al estado anterior”.
“Esto evidentemente traería aparejado un desgaste y manoseo innecesario del matrimonio, que a nuestro entender se podría evitar con simplemente introducir en el proyecto un período de tiempo previo y obligatorio para la presentación de cualquiera de las partes”, detalla el documento al que tuvo acceso Comercio y Justicia.
Según señalan en la entidad que preside Alejandro Tejerina, ese lapso no podrá ser el “exagerado tiempo de tres años que se tomó en la norma vigente, pero entendemos que sí se podría pensar al menos en el término de un año para que las parejas –fundamentalmente las constituidas por jóvenes- maduren su decisión y no se dejen llevar solamente por sus impulsos”.
Posibilidad de colapso
Los autores del dictamen, litigantes del fuero en la ciudad, analizaron también la arista de la aplicación práctica de las reformas en los tribunales de Córdoba. Al respecto, alertaron: “También se deberá tener presente que de manera urgente se deben adecuar los Códigos de Procedimientos, dado que el pretendido divorcio ‘mal llamado exprés’ obedece a una intención de dotar de mayor agilidad al instituto. Pero, por ejemplo, en la primera circunscripción judicial de la provincia de Córdoba (Capital) solamente hay dos Cámaras de Familia, que colapsarán en caso de impulsarse un alto número de trámites”.
Adopción
En materia de adopción, los letrados celebraron varias novedades respecto de los “más benévolos” requisitos que se exigirían de aprobarse la modificación al actual Código Civil.
En este sentido, destacaron la diferencia de edad entre pretensos padres adoptivos e hijos. Mientras ahora es de 18 años, el anteproyecto baja a 16. En cuanto a la edad de los padres adoptivos también reduce el requisito de 30 a 25 años. Asimismo, no se exigiría acreditar entre los cónyuges la imposibilidad de tener hijos, algo que los abogados consideraban “discriminatorio”.
Otro dato que subrayan importante es que pueden adoptar los convivientes. “Lo que hasta ahora ocurría en la práctica es que a los convivientes los hacían casar para darle la adopción. Se dieron casos jurisprudenciales que hicieron la excepción pero ahora estaría contemplado (en el anteproyecto)”, celebran.
Los profesionales también analizaron las novedades respecto del factor tiempo en los procesos de adopción.La reforma fija un plazo para la definición de la situación del niño o adolescente a ser adoptado, contra casos en los que éstos quedan por tiempo indeterminado sin resolución, sobre todo en un marco cultural donde los interesados se resisten a adoptarlos cuando tienen más de tres años. En este sentido, los abogados puntualizan que 80% de los pretensos padres adoptivos los quiere bebé, por ello consideran “un gran avance” que se busque poner un plazo de definición sobre el niño o adolescente.
Plazo para la sentencia
Según analiza el dictamen, la reforma fija un plazo de 180 días dentro del cual la autoridad de aplicación, en el caso de Córdoba la Secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf), debe agotar todas las posibilidades de que el niño se vincule con su familia de origen biológica, trascurrido ese plazo el juez dictaría la sentencia de adoptabilidad.
Además, destacan que este paso, está en armonía con las leyes de infancia nacional y provincial (26061 y 9944 ).
“Lo que se encuentra en discusión actualmente en nuestra Sala es cómo hará Senaf para cumplir ese plazo, siendo indudablemente esto sólo un detalle, entendiendo que lo trascendente es que el niño no permanezca indefinidamente sin que su situación jurídica se defina por los daños que se le ocasiona de estar encerrado en un sistema perverso”, concluyen.
Ventajoso
Los letrados también se expresaron sobre otro de los puntos de la reforma que introduce la inclusión de una “propuesta” que debe acompañar a toda petición de divorcio. Ésta debe contener una proposición sobre guarda de los hijos, cuota alimentaria y régimen de visitas, es decir, cuestiones derivadas de la responsabilidad parental. También deberá contener lo referido a división de los bienes, atribución de la vivienda y la compensación económica entre los cónyuges.
Esta distinción fue considerada positiva. “Se puede entender como ventajoso que al quedar absolutamente disociado lo patrimonial, el régimen de visitas, la cuota alimentaria, quedan preservados los intereses de los menores de cualquier conflicto con los intereses de los padres”, destacó el dictamen.
Nuevo régimen para el matrimonio
“La comunidad de bienes y la separación de bienes es un importante avance”
Los abogados destacan como “un importante avance en el sistema jurídico” la modificación que crearía dos sistemas respecto de las convenciones matrimoniales: la comunidad de bienes y la separación de bienes (actualmente solo se contempla la primera). “Ambos regímenes tiene normas que protegen los intereses familiares (vivienda, contribuciones, etcétera)”, destacan.
Describen que mediante escritura pública, antes del matrimonio se podrá realizar la elección del régimen de bienes, lo que también puede ocurrir luego de un año de aplicarse el régimen patrimonial, convencional o legal. Entre las ventajas, “podríamos señalar como una aproximación que quizás traiga más transparencia a la hora de que cada cónyuge disponga de su propio patrimonio”.
Una advertencia: “Este sistema de convenciones matrimoniales, si bien deben ser realizados por escritura pública para obtener validez, entendemos que su redacción debe estar siempre realizado o por lo menos asesorado por un profesional del derecho”, sostienen.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Denuncias por cursos dictados en Tribunales II y en la Facultad de Derecho (U.N.C.)

Elecciones Colegio de Abogados de Córdoba: quiénes son los candidatos

Quejas por organización que vende cursos "on line"