Una pelea de fondo entre los jueces y la Senaf

Hay una fuerte disputa entre los jueces del ámbito de Menores y la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf).

Hay una fuerte disputa entre los jueces del ámbito de Menores y la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf).
Esta pelea también dejó su marca en este caso del niño reintegrado con su madre de crianza al hogar fundado por el sacerdote Héctor Aguilera.
Cuando la provincia de Córdoba aprobó la ley 9.944, para la protección de los derechos de niños y adolescentes, designó a la Senaf como principal autoridad responsable de las medidas necesarias para efectivizar los derechos de los niños. Esto generó rispideces con los jueces del área, que se sintieron desplazados y consideran que el organismo estatal no está capacitado para hacerse cargo del problema, y desde la Secretaría ven a los magistrados como cómplices de un modo caduco de tratar y disponer de los niños.
La resolución del juez de Menores Julio Torres tiene numerosas referencias y acotaciones sobre el que considera un muy deficiente trabajo de la Senaf en el caso del niño en cuestión. La Secretaría, a partir de que se conocieron los casos de múltiples abusos sexuales, intervino para facilitar la revinculación del niño con su madre biológica, lo que es criticado fuertemente en el fallo.
Derechos
 En la resolución, se señala que la Senaf vulneró los derechos del niño al soslayar su condición de sujeto de derechos y por asumir una actitud paternalista.
Se afirma que la Senaf no consideró cuál era el centro de vida del niño (la Casa del Padre Aguilera) y que de modo intempestivo lo retiró del lugar para torcer su voluntad de permanecer allí.
En otro apartado del escrito, se señala que la actitud de la Senaf fue “atemorizante y ligada a conductas que nada tienen que ver con garantizar el interés superior de los niños”.
Además, le achaca haberle desconocido “todos y cada uno de los derechos reconocidos en las leyes nacionales y provinciales en la materia, que le garantizan su condición de sujeto”.

Comentarios

  1. CONNIVENCIA POR PARTE DE JUECES DE MENORES HACIA SENAF. Tengo todas las pruebas para demostrar que senaf actúa de mala fe.

    Daños irreparables por el mal uso de la ley 9944

    Me llamo viviana Domínguez y desde hace dos años no puedo ver a mis hijas El juez de menores con absoluta arbitrariedad tomo medidas afectandose mis derechos, sin ser parte de proceso alguno, ni notificación ni posibilidad alguna de ser escuchada ni de ejercer defensa de ninguna índole. También es cierto que ni el juez ni autoridad alguna de su juzgado ni vigiló ni supervisó el cumplimiento de sus propias ordenes ya que a la fecha sigo estando proscripta del contacto de mis hijas por expresa disposición de mi madre y la uder INCUMPLIENDO la ORDEN DE RESTITUCION QUE DATA DEL 9 DE SEPTIEMBRE DEL 2013.
    Asi, en esa forma despectiva es como me trataron desde la justicia y desde los organismos e instituciones del Estado que deben cuidar y defender a los ciudadanos, tutelar sus derechos y hacer efectivo el cumplimiento de la ley. Con total desaprensión y sin ningun miramiento se violaron todos mis derechos constitucionales a ser oída, permitirme defenderme, como también cuidar mi dignidad como persona, ser humano y sujeto de derecho y en especial a mantener el vinculo con mis hijas, obligación esencial que deben atender todos los estamentos públicos, judiciales y gubernamentales, en merito de lo prescripto por normas y principios procesales y sustanciales, de raigambre constitucional, como las prescripciones que surgen de los arts. 18, 19 y 31 de la Constitución Nacional y aquellas que hacen a los derechos humanos basicos y que estan fundados en los tratados internacionales suscriptos por nuestro país, tales como los arts. 1, 8, 11, 17 y 25 de la Convencion Americana de Derechos Humanos, entre otros.
    Esta es una cruenta lucha que a desvatado mi alma. pero que seguire hasta que paguen los culpables y SIN LA AYUDA DE LA SOCIEDAD se hace mas difícil el recupero de la tenencia. ..pero aún asi seguiré luchando por el derecho que me asiste en mi condición de madre quiero solicitar LA TENENCIA DE MIS HIJAS MENORES Y EL PLENO EJERCICIO DE LOS DERECHOS DE LA PATRIA POTESTAD SOBRE MIS HIJAS MARIA ANTONELLA COLOMBO DOMINGUEZ Y NADIA NAOMI DOMINGUEZ pero no cuento con los medios económicos para hacerlo. Mediante este escrito y después de poner de manifiesto los atropellos de los que he sido victima, tanto como también lo han sido mis hijas quiero dejar constancia de que aun hoy la justicia no puede justificar el accionar judicial ya que fui víctima de prejuzgamientos carentes de prueba.
    Necesito un abogado para requerir ante el tribunal la reparación de esta situación que ha destruido mi hogar y me ha separado de mis hijas, impidiéndome ILEGITIMAMENTE el pleno ejercicio de la patria potestad que me asiste por imperio del art. 264 del Código Civil y pedir que por imperio del Tribunal se restaure la situación imperante antes del 14/05/13, restituyéndome a mis hijas a mi hogar, sin restricciones de ninguna naturaleza y permitiéndonos volver a vivir unidos y como familia, como siempre debimos estar, ya que no existe merito alguno para que sea de otra manera."
    Es todo por cuanto tengo que decir. Quiera Dios iluminar a todos los padres y madres de este país asi como a los medios y todas las instituciones que se quieran sumar, que nos acompañen a todos nosotros ( los padres que atravesamos por este triste momento) en este pedido ya que, como toda madre y como todo padre necesitamos cerca a nuestros retoños para protegerlos y amarlos como siempre lo hicimos. ....para que no pierdan la capacidad de amar y puedan ser buenos padres. .. el dia de mañana. Son apenas unos pichoncitos aprediendo a volar.... solo papa y mama les pueden enseñar.

    Haya justicia y haya paz en este mundo.
    Vivi Domínguez

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Quejas por organización que vende cursos "on line"

Denuncias por cursos dictados en Tribunales II y en la Facultad de Derecho (U.N.C.)

Elecciones Colegio de Abogados de Córdoba: quiénes son los candidatos