Una denuncia contra Rafecas

El representante del Poder Ejecutivo en el Consejo, Hernán Ordiales, solicitó que se investigue la actuación del juez Daniel Rafecas en la causa por el levantamiento de la quiebra de la ex Ciccone.
El representante del Poder Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura, Hernán Ordiales, presentó una denuncia para que el organismo analice la actuación del juez federal Daniel Rafecas en la causa que investiga si Amado Boudou tiene alguna vinculación con los nuevos dueños de la ex Ciccone Calcográfica y con el rescate de la empresa de la quiebra. Se basó en el contenido de la conferencia de prensa que dio el vicepresidente la semana pasada, donde dijo que el magistrado le sugería cómo proceder en el expediente a Ignacio Danuzzo Iturraspe, abogado de su socio y amigo José María Núñez Carmona, y donde también lo acusó de oficiar como una “agencia de noticias”. “Hay que evaluar su imparcialidad”, dijo el consejero.
Ayer Danuzzo se presentó en el Consejo, declaró durante una hora y entregó los diálogos que dijo haber mantenido con Rafecas por mensaje y por el programa Whatsapp (chat por celular). “En ningún momento le di información de la causa y menos directivas”, respondió el juez.
La presentación de Ordiales no tiene una imputación concreta contra Rafecas, aunque pide que se lo investigue por posible mal desempeño de su función, en base a la exposición que hizo Boudou en el Senado después del allanamiento a un departamento suyo en Puerto Madero, supuestamente alquilado por Fabián Carosso Donatiello, quien vive en España. La fiscalía supone que allí habría vivido Alejandro Vandenbroele, director de The Old Fund, firma que ayudó a la ex Ciccone –ahora Compañía de Valores Sudamericana (CVS)– a salir de la quiebra. En el Ejecutivo, el allanamiento fue cuestionado, porque se trata de una propiedad del vicepresidente, lo que tiene su implicancia institucional, pero sobre todo porque había caminos alternativos: bastaba una declaración testimonial del portero, de vecinos o de un administrador para obtener la información.
Una de las cosas que afirmó el vicepresidente fue que el juez le había enviado mensajes a Danuzzo, quien atiende desde 2008 cuestiones jurídicas de Núñez Carmona, investigado por la fiscalía como alguien que habría intermediado en el rescate de la imprenta, y allí le sugería cómo debían proceder en el caso. “Salgan con la nota (en la que Boudou como ministro de Economía convalida la moratoria a la imprenta ante la AFIP), que con eso no pasa nada”, ejemplificó el vicepresidente uno de los textos. Algo similar dijo que le mandó al periodista Gustavo Sylvestre.
Danuzzo Iturraspe prestó ayer en el Consejo una declaración ante Ordiales, el presidente del organismo, Manuel Urriza, y la secretaria general. Explicó que conoce a Rafecas de larga data y que en especial es amigo de uno de sus hermanos. Comentó que lo fue a ver a raíz de la causa, sugirió que el juez se había mostrado receptivo a su posición y que informalmente intercambiaron opiniones sobre la posible evolución de la causa. Según allegados al Consejo, el abogado hizo hincapié en dos cuestiones: que Rafecas le habría dicho que la declaración de la ex esposa de Vandenbroele, Laura Muñoz, quien lo describió como el “testaferro” de Boudou, iba a ser nula porque no se puede declarar contra el cónyuge y que en la causa no había nada que comprometiera al vicepresidente. Describió que el juez le dijo que la causa eran “cuatro papelitos”, “si es que se la puede llamar causa”.
Según la versión de Danuzzo, Rafecas le habría hecho sugerencias tales como que no se apuraran a pedir la nulidad del testimonio de Muñoz o que ventilaran el documento dirigido a la AFIP firmado por Boudou y que para eso lo conectó con el periodista Sylvestre. Luego, dijo, se sorprendió porque el juez ordenó allanar la casa de Muñoz en Mendoza. El abogado les dejó a los consejeros los diálogos con el juez que habría guardado en su teléfono. Ordiales sugirió ayer también que podrían citar a Boudou.
Consultado por Página/12, Rafecas dijo que conoce a Danuzzo Iturraspe “desde hace veinte años”. “Es un amigo que tenía el afecto de toda mi familia y me vino a consultar muy al comienzo de la causa por su situación personal, ya que se había prestado a figurar como director suplente en una de las empresas vinculadas con la investigación”, explicó. “Fue una conversación entre dos personas con veinte años de amistad, siendo él alguien que trabajó en Tribunales que me merecía la máxima confianza y mantuvimos un intercambio de opiniones en términos estrictamente personales. De ahí el tono coloquial y privado de la conversación. Cuando advertí que empezó a derivar a una función de lobby, yo cambié la actitud y se terminó el contacto.” En relación con el mensaje alusivo al dictamen de Economía sobre la deuda de Ciccone, Rafecas relató: “(Danuzzo) me dijo que los diarios iban a hablar de ese dictamen, que yo no conocía en ese momento, y que en su opinión era favorable a Boudou darlo a conocer, con lo cual yo le comenté que en ese caso era mejor hacerlo público”.
La Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo tendrá que resolver en su reunión del jueves si notifica a Rafecas la apertura formal de una investigación. A Ordiales lo acompaña el kirchnerismo, que nuclea a seis consejeros de los trece. Pero necesitan aliados para poder promover un juicio político y en este caso no estarían asegurados.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Denuncias por cursos dictados en Tribunales II y en la Facultad de Derecho (U.N.C.)

Elecciones Colegio de Abogados de Córdoba: quiénes son los candidatos

Quejas por organización que vende cursos "on line"