Embestida contra el vicepresidente en tribunales

Ayer a media mañana había cola en la Oficina de Sorteo de denuncias de la Cámara Federal. Los abogados -representantes de dirigentes opositores y algunos letrados independientes- tenían en la mano un papel esperando que se designara el juez para investigar a un único acusado: el vicepresidente de la Nación, Amado Boudou.
Ayer se presentaron tres denuncias penales contra Boudou, las que sumadas a otra del empresario y eterno candidato presidencial Juan Ricardo Mussa, que entró en tribunales el jueves, suman cuatro acusaciones.
Los denunciantes de ayer fueron los diputados radicales Ricardo Gil Lavedra, Manuel Garrido y su colega de Udeso Graciela Ocaña. Le reprocharon el delito de encubrimiento por no haber denunciado oportunamente los supuestos delitos que hizo públicos el jueves durante su exposición en el Senado. Como funcionario público, la ley lo obliga a denunciar delitos que lleguen a su conocimiento. En su alocución, Boudou afirmó que desde el estudio jurídico de la familia del procurador general de la Nación, Esteban Righi, le ofrecieron "aceitar" su relación con los jueces federales. Se refirió al estudio de abogados García, Labat, Musso y Righi. Además expresó que el presidente de la Bolsa de Valores, Adelmo Gabbi, le pidió supuestamente un soborno en nombre de Boldt.
Dijeron los diputados que Boudou insistió en que existen "mafias que intentan destruirlo" y luego relató estas reuniones, pero no hizo ninguna denuncia, por lo que pidieron que lo indaguen por encubrimiento.
El sorteo favoreció al juzgado de Marcelo Martínez de Giorgi, el mismo juez que ya intervenía en la presentación de Mussa.
A esa denuncia se sumó la del ex diputado de la Coalición Cívica Juan Carlos Morán y de la actual legisladora de la fuerza Alicia Terada, que acusaron a Boudou de incumplimiento de los deberes de funcionario público y encubrimiento. Su causa está radicada en el juzgado de Norberto Oyarbide. "Está claro que Boudou está respaldado en su accionar por la propia Presidenta [Cristina Kirchner]", advirtió Morán, y sostuvo que Boudou "sabía que tenía que denunciar o la Presidenta le dijo que no lo hiciera".
La tercera denuncia fue del abogado Ricardo Monner Sans que también le reprochó la omisión de denunciar. Pidió que "se indague al vicepresidente", y advirtió que su ausencia en los tribunales "obligaría al juzgado a pedir su desafuero".
El caso quedará en manos del juez que ha empezado a investigar en primer lugar o quien tenga más avanzada la investigación. Nadie saca una clara ventaja, pero la primera denuncia que recayó es la de Mussa y está radicada en el juzgado de Martínez de Giorgi.
Por otro lado, Adrián Pérez, secretario general de la Coalición Cívica ARI, anunció que se presentará ante el juez Julián Ercolini, junto con el diputado provincial Walter Martello, para pedir que se cite a Boudou como testigo en la causa en la que se investiga el juego en la provincia de Buenos Aires, tema sobre el que se explayó el vicepresidente en el Senado al cuestionar en forma indirecta al gobernador Daniel Scioli cuando mencionó las contrataciones que favorecieron a la empresa Boldt.
La oposición busca que Boudou vaya a tribunales, aunque sea a declarar como testigo en esa denuncia por asociación ilícita e irregularidades en las contrataciones vinculadas con juegos de azar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quejas por organización que vende cursos "on line"

Denuncias por cursos dictados en Tribunales II y en la Facultad de Derecho (U.N.C.)

Elecciones Colegio de Abogados de Córdoba: quiénes son los candidatos