Sólo el 5,59% de los casos penales tiene sentencia en la Argentina

La Junta Federal de Cortes dio a conocer el primer informe estadístico sobre las justicias provinciales.


La Justicia penal argentina está en problemas: de las 66.014 causas que se iniciaron en esta materia en 2009,sólo el 5,59% llegó a tener una sentencia. Un dato que no dice mucho aislado, pero es preocupante si se compara con las tasas de sentencias en otras materias durante ese mismo año, como las civiles y comerciales que, con un ingreso de casos similar en cantidad al área penal, tienen un porcentaje de sentencias del 65,91%. Estos datos surgen del enorme relevamiento estadístico que publicó recientemente la Junta Federal de Cortes y Superiores Tribunales de Justicia (Jufejus) y que tiene como objetivo mostrar el funcionamiento de los juzgados en todas las provincias y de la Ciudad de Buenos Aires entre 2008 y 2009. 

El extenso informe de 158 páginas es la primera publicación estadística de los poderes judiciales de todo el territorio nacional, discriminado por provincia y materia. Así, por ejemplo, el trabajo aporta datos centrales sobre el funcionamiento de la Justicia en la Argentina, como la cantidad de causas que ingresan en cada fuero por año, la tasa de litigiosidad que cada uno muestra, así como sus porcentajes de resolución y de sentencia. Esta última diferencia es fundamental, porque no es lo mismo un fallo de procesamiento, por ejemplo, que la condena por un delito probado

En el caso de la Justicia penal, materia que siempre está en el foco del debate en la Argentina por su vinculación con temas como la inseguridad y debido a los largos plazos que tienen estos procesos, la diferencia entre los porcentajes de resolución y de sentencia son muy importantes: en el primer caso, la media es del 59,9%, mientras que el nivel de sentencias es el ya mencionado del 5,59%. Una diferencia que no se da en otras materias, además el número de causas civiles y comerciales en 2009 fue de 63.274, cantidad similar a las penales, pero su tasa de resolución fue del 62,9% y su tasa de sentencia del 65,91%. En las otras materias judiciales -contravencional y de faltas, laboral, familia y menores, y contencioso administrativo- los porcentajes son parecidos a ese último caso. 

Contundencia

Si bien el informe de Jufejus da cuenta específicamente del funcionamiento de las justicias provinciales y porteña -es decir, sin las cifras de los fueros federales- la imagen que presenta respecto de los problemas del fuero penal para finalizar procesos es contundente. 

Más todavía si se recuerda que la Argentina tiene postergada hace años la reforma del Código Procesal Penal, que marca el alineamiento con la tendencia mundial de plantear sistemas de justicia acusatorios en esta materia. Esto implica a grandes rasgos que la instrucción de la causa está a cargo de los fiscales y el juez sólo se limita a resolver y, según quienes defienden esta opción, la dinámica de los procesos es más rápida. Además de varios de proyectos de reforma olvidados en el Congreso, este sistema ya se ha implementado en la Ciudad de Buenos Aires y otras provincias del país. 

Éste es el tipo de debate que busca el informe de Jufejus, como señaló a través de un comunicado su presidente, Rafael Gutiérrez, quien destacó el «valor primordial» de estas estadísticas «para poder saber dónde estamos parados» y lograr así «fijar políticas» que mejoren el funcionamiento de las justicias provinciales, administrar mejor los recursos y detectar cuáles son los mayores problemas. 

Datos

Además de lo mencionado sobre el porcentaje de sentencias, el informe muestra numerosos datos relacionados con las tasas de litigiosidad por provincia y por materia, el índice de causas ingresadas por juez, el índice del presupuesto ejecutado por causa, así como todo un capítulo de estadísticas dedicado a analizar cómo funcionan los métodos alternativos de resolución de conflictos como la mediación en las distintas jurisdicciones. La media general de causas ingresadas en 2009 por juez, por ejemplo, es de 845, mientras que el número de resoluciones para ese mismo período es de 540. 

En este punto, los jueces que reciben mayor cantidad de causas por año son los porteños (2.078 en 2009), quienes también resolvieron la mayor cantidad de casos (1.656). 

En cuanto a las comparaciones por distrito, la provincia de Buenos Aires es, lejos, en la que se ingresaron más causas en 2009, con un total de 1.306.737 (le sigue Mendoza con 394.887). También supera en mucho la cantidad de procesos penales iniciados (679.709), que muestran además una tasa de sentencias penales por debajo de la media general: sólo un 3,39%. El porcentaje más alto en esta categoría lo tiene Corrientes con el 28,82%, posición que no mantiene en la tasa de sentencia general donde presenta un 29,98% y es ampliamente superado por otras provincias como Catamarca (59,76%), Ciudad de Buenos Aires (44,27%), Formosa(57,01%), Santiago del Estero (70,43%) y San Juan (77,35%), que tiene el porcentaje de sentencias más alto de todo el país en 2009. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Denuncias por cursos dictados en Tribunales II y en la Facultad de Derecho (U.N.C.)

Quejas por organización que vende cursos "on line"

Elecciones Colegio de Abogados de Córdoba: quiénes son los candidatos