En la Justicia Electoral, aconsejan revisar el padrón

Por ahora, la cantidad de casos de personas que aseguran no haber podido votar por culpa de afiliaciones falsas no llegó a la Justicia.

Por ahora, la cantidad de casos de personas que aseguran no haber podido votar por culpa de afiliaciones falsas no llegó a la Justicia.
El único caso en el que se ha verificado una afiliación no reconocida es el de la legisladora provincial por el radicalismo Norma Poncio que ya inició el trámite pertinente en la Justicia Federal.
Carlos Diers, responsable de ese despacho, informó que la única forma de solucionar una supuesta afiliación apócrifa es iniciando el trámite personalmente en los Tribunales Federales de Córdoba, ubicados en el Parque Sarmiento.
Allí debe concurrir el interesado para verificar su situación electoral. Si está afiliado a algún partido, se le muestra la última ficha de afiliación y puede reconocer o desconocer su firma. Si la desconoce, se inicia un trámite para anular esa afiliación, con lo cual el ciudadano recupera su anterior afiliación o su condición de independiente.
En caso de que desconozca su firma, el ciudadano tiene la posibilidad de hacer una denuncia por la presunta falsificación. La presentación puede ser realizada en una fiscalía federal o, en caso de que considere que se trata de una simple falsificación, en la Justicia provincial.
Hay una suerte de discusión jurisdiccional sobre esta cuestión: ¿se trata de una simple falsificación o de un delito federal agravado por ser de índole electoral? De todas maneras, las autoridades de la Secretaría electoral no recuerdan que, al menos en los últimos años, se haya aplicado alguna sanción o condena a un partido político como consecuencia de un proceso originado por una denuncia de falsificación de firma.
Consultado sobre si hay muchas consultas por esta cuestión, Diers respondió: “Hay algunas, pero es complicado determinar con exactitud lo ocurrido porque muchas personas vienen, hacen la consulta, y cuando les mostramos la ficha de afiliación reconocen su firma, sus datos, y se acuerdan que se afiliaron”.
Para Diers, la mejor manera de prevenir estos inconvenientes es revisar el padrón electoral con antelación: “Hay que verificar el padrón. Tanto los ciudadanos independientes como los que dan por hecho que están afiliados. Antes de una votación hay que consultar si se está en el padrón, en qué circuito, con qué domicilio. Es una regla muy útil, pero poco cumplida”.
La falta de consulta previa es causa de muchos de estos problemas. Como ejemplo, Diers agrega: “Muchos de los ciudadanos que se quejan por haberse quedado sin votar constatan después, al venir aquí a hacer el reclamo, que en realidad estaban en el padrón, pero en otra mesa de votación porque se les ha actualizado el domicilio”.
El funcionario informó que en la mayoría de los registros civiles, juzgados de paz y oficinas del Correo Argentino hay padrones a disposición de los ciudadanos.
El definitivo, que se usará en las elecciones internas abiertas nacionales, simultáneas y obligatorias, fijadas para el 14 de agosto, se exhibirá desde el 14 de julio. Estos comicios obligatorios son el resultado de la reforma política nacional.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quejas por organización que vende cursos "on line"

Denuncias por cursos dictados en Tribunales II y en la Facultad de Derecho (U.N.C.)

Elecciones Colegio de Abogados de Córdoba: quiénes son los candidatos