Vezzaro pidió la destitución de un juez de Río Cuarto

Se trata de José Antonio Peralta, quien fue acusado de mal desempeño, por mantener una "actitud desaprensiva".

Río Cuarto. El juez José Antonio Peralta, titular del Juzgado en lo Civil y Comercial de Primera Instancia, y primera nominación en la ciudad de Río Cuarto, fue denunciado ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (Jury) por el fiscal general de la Provincia, Darío Vezzaro.
La denuncia, por mal desempeño, se sustenta en una investigación administrativa iniciada por la Secretaría de Sumarios Administrativos del Tribunal Superior, a raíz de notas periodísticas.
En octubre del 2007, la revista El Sur bautizó a Peralta como “el juez de los milagros”, publicó que habría favorecido con sus fallos a estudios jurídicos “poderosos”, además de mencionar que acumulaba denuncias por peculado, abuso de autoridad e incumplimiento de deberes de funcionario público. Pero lo que más impacto causó fue la revelación de que, en 2005, una joven de 15 años dijo, en un juicio oral, que era obligada a trabajar como prostituta y, entre su lista de clientes habituales, se encontraba “un tal Peralta, alto, de anteojos, de Tribunales”. En su momento nadie lo investigó.
Recién después de la publicación, por otra denuncia, el fiscal Julio Rivero tomó el caso, pero lo archivó porque la madre de la menor (que sería quien prostituía a la adolescente) desistió de denunciar. Peralta no quiso hacer declaraciones sobre el pedido de juicio político. En el momento del escándalo por la menor, negó los hechos y declaró que él no corrompió a nadie.
La destitución se pide por “distintas y reiteradas actitudes adoptadas por el magistrado en lo cotidiano de su labor judicial. Se trata de un cúmulo de comportamientos que deben ser ponderados en modo integral, como un universo conductual, que exponen una actitud desaprensiva respecto de los cometidos propios de su función”, dejó sentado Vezzaro.
A Peralta le atribuye concretos casos de “falta de diligencia en la tramitación de causas en las que, el procedimiento respectivo y el interés comprometido, imponían una especial presteza”. Asimismo, le endilga “ostensible y reiterada violación al deber de fundar lógica y legalmente sus pronunciamientos” y se advierte que por este motivo el juez registra “un elevado y preocupante número de fallos revocados”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quejas por organización que vende cursos "on line"

Denuncias por cursos dictados en Tribunales II y en la Facultad de Derecho (U.N.C.)

Elecciones Colegio de Abogados de Córdoba: quiénes son los candidatos