Alejandro Tejerina, reelecto presidente del Colegio de Abogados de Córdoba

Ganador gracias a 70,45% de los votos, el letrado aseguró que trabajará para mejorar el servicio judicial y para tratar de revertir la mora del Tribunal Superior de Justicia.
Al imponerse por un amplio margen, 70,45 por ciento de los sufragios contra 29,55 por ciento de su contrincante Gustavo Laprovitola, Alejandro Tejerina fue reelegido este viernes por sus pares para continuar dirigiendo el Colegio de la Abogados de la Provincia de Córdoba por otros dos años.
Así, mediante voto electrónico – toda una novedad- la lista Verde consiguió 2.637 votos contra 1.106 que obtuvo la lista Naranja, de Laprovitola. En total sufragaron 3.911 electores, 37,36 por ciento del padrón. Conocido el resultado de la elección, Comercio y Justicia dialogó con el abogado cordobés.
- ¿Qué balance hace del resultado de estas elecciones?
- El balance es muy positivo, si se tiene en cuenta que sólo hubo dos listas y que la gente de las listas anteriores no participó en forma directa pero sin lugar a dudas no nos acompañó a nosotros y sí lo hizo apoyando a la lista naranja. Saber que se ganó con 70% y aumentar 32% de nuestros votos respecto a la anterior elección es un mensaje de la abogacía de Córdoba en el sentido de que estamos transitando el camino correcto y que sienten que, tal como se propuso, hoy contamos con un Colegio distinto, con un fuerte carácter gremial y fuertemente comprometido con los jóvenes abogados -en forma muy especial con su capacitación-.
- ¿Cuáles son los desafíos para esta nueva gestión que comienza? ¿qué aspectos le quedaron pendientes de su anterior mandato?
- Los desafíos para esta nueva gestión son numerosos pero entendemos que los más importantes tienen que ver fundamentalmente con dos cuestiones: mejorar el servicio de justicia y revertir la mora del Tribunal Superior.
Cuando hoy se habla de la democratización de la justicia, el ciudadano entiende que es lo correcto, indudablemente no puede verlo de otra manera cuando ve que en un juicio laboral para obtener dos sentencias debe esperar un promedio de 10 años; es esto lo que hace que la gente descrea de la justicia o que piense que es sólo para unos pocos. Si nosotros que advertimos esto lo permitimos, sin levantar nuestra voz, estaremos convirtiéndonos en cómplices de este sistema y es por ello que estamos decididos a denunciar estas situaciones.
Sin perjuicio de que el obligado a mejorar el servicio de justicia es –en esencia- quien administra el Poder Judicial, el Colegio impulsará dos proyectos. El primero de ellos será la implementación de la firma digital de los abogados en el proceso judicial, lo que permitirá la instrumentación del expediente electrónico o digital, que sin duda va a contribuir a mejorar el servicio de justicia y a otorgar mayor celeridad y economía en el proceso judicial. El otro proyecto -ya realizado por este Colegio- es el que propone la mediación obligatoria anticipada, con patrocinio letrado obligatorio y regulación de honorarios por los trabajos de mediación con sujeción a la cuantía económica del pleito, o bajos aranceles adecuados en las causas sin connotación pecuniaria. Creemos que ésta una de las formas más eficaces para disminuir la judicialización de los conflictos de los cordobeses y, de este modo, también descomprimir los tribunales para evitar así el colapso judicial.
- ¿Cómo ha sido y cómo espera que sea la relación con el Tribunal Superior de Justicia (TSJ)?
-Es difícil mantener el diálogo con quien no quiere escucharnos. Es una práctica común y que vemos a diario. Todos hablan del diálogo y del consenso y, sin embargo, a la hora de ponerlo en práctica siempre resulta, por alguna razón, imposible. Evidentemente, estoy contestándole que la realidad es que prácticamente no hay diálogo con el TSJ, ya que sin lugar a dudas no acepta que se le exijan soluciones a los problemas que padecemos los abogados y nuestros clientes, ni tan siquiera que se propongan ideas tendientes a revertirlos.
Ser escuchados solamente no nos gratifica; pretendemos que se nos escuche y se den soluciones a la problemáticas que se plantean, porque somos los abogados quienes a diario nos enfrentamos con el problema y además debemos dar respuestas a los judiciables.
La falta de predisposición del TSJ para abordar con los colegios de abogados una agenda de trabajo e instrumentación de soluciones para revertir situaciones que afectan gravemente el servicio de justicia, tales como infraestructura inadecuada, dilación sostenida de los pleitos y la mora del TSJ, hizo hasta aquí que esta problemática se profundizara, por lo que esperamos que el mecanismo se revierta y se escuche a los distintos actores del sistema para así generar en Córdoba una política judicial que los cordobeses merecen.
Por otra parte, la actitud renuente del TSJ a incorporar al Servicio de Administración de Causas (SAC) el trámite de los pleitos a su cargo, generará nuestra convocatoria en asamblea a los abogados de la Primera Circunscripción Judicial y posteriormente a los miembros de la Fecacor (Federación de Colegios de Abogados de Córdoba) para analizar las medidas a tomar con relación a esta cuestión.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quejas por organización que vende cursos "on line"

Denuncias por cursos dictados en Tribunales II y en la Facultad de Derecho (U.N.C.)

Elecciones Colegio de Abogados de Córdoba: quiénes son los candidatos